jueves, 29 de junio de 2017

ESTE JUEVES: ELIGE UNA FOTO






Imparables las manecillas, segundo a segundo, tic tac, tic tac, tic tac siempre apasionadas servidoras del tiempo, incansables, adictas al acompasado sonido, tic tac, tic tac, sumando segundos, restando minutos a la vida, paso a paso.  Se nos acaba el tiempo disponible, nos acercamos al último segundo. Cada esfera muestra un instante, un recuerdo, un temor, una sonrisa, un momento. Sigue adelante, no te detengas, tic tac, tic tac, no puedes parar, ni siquiera puedes volver un segundo atrás, sigue sin alterar la ruta marcada, circular, sin salida ni entrada, redonda como la luna llena de blancura nacarada. A veces bruna como su cara oculta. No te puedes desviar, tu camino es inalterable como la elíptica de ella, sin encrucijadas, no intentes pasar al otro lado.  Tic tac, tic tac, adormeciendo el tiempo que se pierde entretejiendo olvidos. Tic tac, tic tac, se evaporan los recuerdos en una maraña de dudas deshilachadas, de miedos devoradores de sueños, tic tac, tic ta, siempre al mismo compás engañoso. Marcando inexorablemente ese tiempo que se termina para unos, que comienza para otros. Tic tac acelerando, tic tac, tictac,tictac...y un último tic... tac. Silencio. Olvido. Nada.




13 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Genial!!! Leonor: Después del último tic, tac; Silencio, olvido y nada. Estas la triste realidad, amiga mia!!! para para todos.

Un abrazo.

Manolo Ruiz, dijo...

Cuántas cosas resumidas en tan solo 3 palabras, que pueden encerrar los momentos más importantes de una vida: silencio, olvido, nada... Quizá habría que completarlas con una cuarta: dolor.

Ester dijo...

"Todas las horas hieren la ultima mata" posiblemente Horacio. Abrazos

Tracy dijo...

La música de fondo de los relojes se oye desde principio a fin.
Me ha pasado igual cuando he leido el otro relato que ha escogido esta imagen.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me saco el sombrero ante semejante texto! Profundo, simbólico, descriptivo de nuestras inseguridades y apremio ante ese cruel reloj que avanza inexorable hacia un seguro final. Estupendo. Un abrazo

Fabián Madrid dijo...

Original union desunion del tiempo con las cosas.
Besos.

Anónimo dijo...

Tic tac, tic tac, cómo corre la vida.
Ojalá fuera posible encontrar el tac tic, tac tic, que la volviera atrás.
Qué distinto podría ser el pasado, el presente y, sobre todo, el futuro.

Sindel Avefénix dijo...

No quiero pensar en el último tic tac, estoy tratando de vivir intensamente cada uno que sigo escuchando, estoy tratando de reiniciar todos los tic tac para empezar de nuevo. Hermoso y cierto texto. Para pensar.
Besitos.

Juan Carlos Celorio dijo...

Es un resumen, pero entre algún tic y algún tac a veces ocurren cosas, entre un tac y un tic a veces ocurre algo digno de recordar, a veces soñamos que ocurra algo entre un tic y un tac.
Tal vez no tengan entidad para ser contados, pero esos hechos son los que nos hacen seguir adelante entre esa monótona sucesión de sonidos.
Un abrazo, querida amiga.

Maria Liberona dijo...


Muy real tu relato, pues me a dado un poco de tristeza y de nostalgia, creo que a todos nos va alcanzando el tiempo,solo quedan los hermosos momentos ya vividos, por eso mismo a vivir intensamente cada minuto y agradecer todo lo vivido y aprendido en ese tic tac aún cuando hay veces que nos desaparezca el tiempo en una mirada, en una sonrisa en un dulce beso, esos momentos siempre serán eternos

Lola Barea dijo...

Muy bueno, Leonor. El reloj de la vida. Te felicito.

Un abrazo.

Lola.

Charo dijo...

El texto es impecable leonor! Has conseguido darle un ritmo frenético y transmitir la angustia que produce el saber que el reloj del tiempo sigue corriendo y que no va a parar para nadie lo que nos impele a aprovecharlo al máximo, antes de que el último tic no vaya seguido de tac... Te felicito!
Muchas gracias por participar!
Un beso

Ame dijo...

El tiempo no detiene, sigue su marcha, estés o no en él
Un beso