jueves, 4 de mayo de 2017

ESTE JUEVES: EL ESCENARIO ES SUYO





TEATRO  (100 palabras)

Fue su última actuación en el escenario. Se desprendió de la careta que había llevado tanto tiempo. Tenía que salir del encasillamiento al que había estado sometida durante años. Escaparía de ese mundo que nunca fue el suyo y se integraría entre las gentes de la calle donde seguiría interpretando el papel de su vida. Atrás quedarían muchas noches de estreno que en poco se diferenciaban unas de otras. Atrás dejaría los aplausos que no sentía propios sino de un personaje que la poseía y anulaba. 
Cuando cerró el telón lloró un llanto amargo.  Empezaba su teatro, la última función.






19 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro que ese nuevo papel estará lleno de éxitos. Ojalá.
Ese mundo del teatro está lleno de sonrisas y de lágrimas.
Pero, dentro de él, hay gente muy honesta.

Juan L. Trujillo dijo...

La ficción a veces se da en la vida y es dificil representarla.
Besos.

María Perlada dijo...

¿Sabes que esta es la fotografía es la que más me ha gustado para escribir algo? y tú lo has hecho genial, me encantó tu relato.

Un aplauso.

Besos.

Yessy kan dijo...

Una despedida, una vuelta de página con incertidumbre de lo que continuará en su próxima función. Muy buena inspiración para esa imagen.
Beso

Ester dijo...

Muchos se aferran a la ficción por miedo a la realidad, no les importa vivir la vida de un asesino, de un loco pero se asustan de su normalidad. Abrazos

Juan Carlos Celorio dijo...

Una decisión valiente, desprenderse de la máscara y salir al mundo siendo quien verdaderamente es.
Besos, querida amiga.

Sindel Avefénix dijo...

Tanto arriba del escenario como abajo, esta historia podría suceder, hay personas que viven sometidas a una máscara toda la vida.
Me gustó mucho ese despojo, esas ganas de ser otra persona, es esperanzador.
Un beso.

Tracy dijo...

Coincidimos en escenario pero no en función, jejeje

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Muy buen relato, hay veces que interpretan tan bien a los personajes que opacan a los mismos actores. Me gustó esa solución. Gracias por participar.

¡Un abrazo!

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me gusta el giro que le diste a la interpretación de la imagen elegida para tu relato. Confieso que estuve tentada a escribir también sobre ella. Un abrazo

San dijo...

No se que es más difícil representar sobre el escenario o fuera de él. La vida es bella pero dura.
Un abrazo muy cariñoso Leonor.

Manolo Ruiz. dijo...

Ojalá las ilusiones que se van creando en ese duro escenario en el que se convierte el devenir de la vida, pudieran hacerse realidad.
A veces resulta muy duro comprobar que es imposible, aunque el dolor se comparta sin remedio.

Carmen Andújar dijo...

Pocas palabras pero intensas. Cuando siempre has representado un papel, es difícil desprenderse de la careta que te has puesto toda la vida

Campirela_ dijo...

Que difícil aveces saber donde termina la función y termina la vida real , las mascarás hay que dejarlas en el escenario y eso tan bien cuesta , aquí en tú relato decide que es hora de quitarse la mascara y salir al mundo exterior.
Un abrazo y te deseo un feliz fin de semana.

Campirela_ dijo...

Es difícil dejarse la mascara en el escenario , pero es necesario para saber donde esta tú yo y tú mismo.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No todo era negativo, lo descubrió al pensar que ya no actuará. No sería raro que postergara esa despedida.
Saludos.

Mamaceci dijo...

Las dos caras, la propia y la que queda, estatica en el escenario, esa imagen es potente!!
Me gusta mucho esa despedida de ese rol que ya no representara expresada en un relato tan breve
Te mando un beso grande Leonor

Pepe dijo...

Vivir diariamente en la ficción una vida que no es la suya, tiene que resultar agotador. Entiendo por tanto que quiera salir al gran teatro de la vida a interpretar su propia existencia. No entendería que también convirtiera su vida en una ficción ocultando sus verdaderas emociones como ocurre, lamentáblemente, en numerosísimas ocasiones.
Un fuerte abrazo.

Fabián Madrid dijo...

Empezaba su teatro, empezaba su vida de verdad.
Un beso.